tipos de setas que te puedes encontrar en cordoba

 

Por su nombre, la seta de álamo o seta de álamo, se podría meditar que esta seta es única de estos árboles. Pero la verdad es que tenemos la posibilidad de hallarla en una enorme variedad de árboles de hoja caduca propios de las riberas de ríos y riachuelos y por norma general de zonas húmedas.

¿Setas de verano? Muchas personas considera que en esta estación no hay hongos, y para los motores de búsqueda de setas es positivo que de esta manera se prosiga pensando.

Así el verano micológico va a quedar guardado prácticamente de forma exclusiva para los fanáticos de la micología y las setas. Pertence a las temporadas del año donde mucho más sosegada vas a poder estar en la montaña. No es muy probable conseguir gente en la montaña y el exitación de pasear bajo pinos y encinas, intentando encontrar cepas aéreas, pinicolas e inclusive edulis, es inenarrable.

El ‘top ten’ de las setas de España

Estas son las diez setas mucho más consumidas y apreciadas en España (si bien como es lógico, esto cambia en función de las ubicaciones ):

Champiñón silvestre (Agaricus campestris): Pertence a las setas comibles mucho más conocidas y recogidas en España. Muestra un sombrero de color blanco que tiende hacia un tono grisáceo o rosado y con un tamaño que cambia entre los 3 y 12 cm de diámetro. Las láminas son de un color blanco rosáceo que evoluciona hasta un tono cobrizo obscuro a negro. Hace aparición desde el principio de la primavera hasta finales de otoño en prados y pastos.

Pinares de Aznalcázar-Puebla del Río (Sevilla)

Es conveniente llevar agua y un piscolabis para hacer la ruta tomándonos el tiempo preciso. La ruta avanza por la mayor masa de Pi pinyer que existe en la provincia de Sevilla, la que está salpicada por ciertas encinas, acebuches y espesos matorrales de lentisco, jaras, romeros y arrayans. El paseo, si bien simple, no está señalado, con lo que es esencial prestar atención a los puntos de control para no perdernos y es aconsejable llevar móvil y GPS. En esta región es muy usual hallar varias setas, entre ellas Suillus luteus, Macrolepiota, Amanitas, Lycoperdom… y la mucho más apreciada es la “Lactarius delicious” o como le llaman allí a Aznalcázar, ‘El Robellón’.

Nuestro consejo

Para acabar debemos aconsejar que no es requisito proceder a cosechar setas si no es con un especialista o con alguna asociación micológica. En el caso de ir solo NUNCA tienes que comerte ninguna de las setas que hayas recogido sin estar cien% segura de que es comible. Por ende, disfrute de la búsqueda pero precaución con las indigestiones.

Te puede atraer:

Deja un comentario