son lo mismo una seta que un hongo porque

¿Qué diferencia hay entre un hongo y una seta? Comunmente se estima que son exactamente la misma cosa y, de manera frecuente, usamos las dos expresiones de manera indiferente, pero nada tienen relación los dos términos, o quizá bastante. Salimos de inquietudes.

 

Pero tenemos la posibilidad de asegurar que en el momento en que en alguna carta de un lugar de comidas observamos una receta de hongos, lo que nos vamos a comer no serán hongos. Pese al empleo que ofrecemos de manera coloquial al término hongo, debemos tener claro que técnicamente la denominación habría de ser seta.

Relevancia de su presencia en los bosques

Tanto los hongos como las setas forman una parte del ecosistema en los bosques de forma fundamental para el acertado desempeño del suelo, descomposición de la materia orgánica y la proliferación de vegetación.

Entre las buenas prácticas que debemos continuar como micólogos, es si bien una seta sea tóxica no debemos romperla o expulsarla, en tanto que cumple funcionalidades esenciales para el bosque y nuestro deber es proteger las nuestras montañas, repletas de árboles.

¿Y los hongos y las setas?

En esta cuenta dedicada al turismo micológico nos detallan una metáfora para entender la diferencia entre hongos y setas: «tenemos la posibilidad de cotejarlos con un árbol y sus frutos. El árbol sería el hongo y los frutos las setas. Verdaderamente, en el momento en que vamos al campo en pos de setas, nos encontramos recogiendo los ‘frutos’ de un hongo que no percibimos, ya que está oculto bajo tierra o solamente se deja ver con apariencia de micelio».

El micelio es el cuerpo vegetativo del hongo, algo semejante a la raíz del mismo, y está compuesto por unos enanos hilos llamados hifas. El micelio precisa calor y humedad para lograr realizarse. Si el hongo se estresa por una modificación de estas condiciones primordiales, como podría ser una bajada de temperaturas, se muestran las setas. Es una suerte de mecanismo de defensa del hongo. En el momento en que este se siente en riesgo por causas ajenas, empieza la reproducción de las setas con la meta de que las esporas formen un nuevo hongo.

Los hongos en la cocina

Así sean frescos o secos, en ensaladas, guisos, risottos, salsas oa la plancha, los hongos están poco a poco más presentes en la cocina por su utilidad hora de prepararlos. En el planeta hay mucho más de 38.000 tipos distintas y si bien ciertos son venenosos, la mayor parte son comibles y no solo complementan la nutrición, en tanto que aparte de cantidad considerable de agua tienen proteínas, vitaminas, minerales y fibra, sino más bien asimismo son bajos en calorías. En este país su consumo viene en incremento y más allá de que los champiñones son los mucho más cultivados, el día de hoy se abren otras variedades todavía poco difundidas pero de enorme potencial. Aquí, los mucho más populares del mercado.

Deja un comentario