sistema especial para trabajadores por cuenta propia agrarios seta

El Real Decreto Ley 13/2022 de 26 de julio, que fue anunciado en el BOE, establece un nuevo servicio de cotización para los trabajadores por cuenta propia o autónomos y optimización la protección por cese de la actividad (se habla todavía de regla pendiente de avance reglamentario).

Desde 2023 se reemplaza la libre decisión de cuota por mes por la parte de los trabajadores por cuenta propia, en función de unas bases máxima y mínima, por una decisión condicionada, establecida basado en los capital reales de autónomo desde unos tramos y cuotas, según recuerda UAGA.

¿Cuál es la cuota de los autónomos agrarios en 2022?

Para el año 2022, la cotización de los autónomos agrarios se ubica de la próxima forma

Esos trabajadores autónomos que se incorporen al Sistema Particular tras el 1 de enero de 2008, que sean inferiores de 40 años y que sean cónyuges o descendientes del titular de la explotación agraria van a tener una reducción del 30% de la cuota, tras haber aplicado en la base mínima el género de 18,75%. Esta bonificación no funciona con las reducciones de cuotas para autónomos registrados en el RETA.

¿Quién se incluye en el Régimen Particular Agrario o Sistema Particular para Trabajadores por Cuenta Propia Agraria?

Se encuadran en el Régimen Particular Agrario los trabajadores autónomos que cumplan las próximas condiciones:

  • Que del total de su renta, por lo menos, la mitad sea generada por una explotación agraria de la que sean sucesos.
  • Que los desempeños netos que recibe este trabajador autónomo agrario todos los años no superen el 75% de la base de cotización máxima del Régimen General.
  • Desarrollar uno mismo la tarea de explotación con o sin el acompañamiento de otros trabajadores contratados como asalariados.

¿Qué son los autónomos agrarios?

Los autónomos agrarios, o autónomos en el Régimen Particular Agrario es el autónomo que cumple los próximos requisitos

  • Que de todas y cada una de las rentas que consigue el titular, por lo menos la mitad, el 50% procede de una explotación agraria de la que es titular o arrendatario.
  • Los desempeños de esta actividad no sobrepasan el 75% de la base de cotización de autónomos mínima del Régimen General.
  • Que la actividad sea efectuada de manera directa por nuestra persona, si bien logre contratar asalariados.

Deja un comentario