setas que crecen en los troncos de los chopos

Ciclocybe aegerita, mucho más famosa como seta de álamo, un ser del reino fungi, con lo que no es ni un animal ni una planta, forma parte al reino de los hongos donde sus cuerpos floríferos perceptibles son las setas.

Esta seta está en los leños de árboles de ribera como el álamo, o como nuestro caso en entre los olmos del Huerto de Felipe, de los que descompone la madera fallecida. Es una seta muy apreciada por ser realmente exquisita, de la que se come solo el sombrero en tanto que el pie es muy fibroso. Medran en el momento en que hay bastante humedad prácticamente todo el año; es una seta muy urbana.

Especies saprofitas:

Generalmente llamadas setas de cardo. El sombrero es de color cobrizo obscuro a cobrizo y el pie excéntrico. Su fragancia rápido, satisfactorio y su gusto dulce.

Relevancia ecológica de la seta de álamo

La seta de álamo tiene suma importancia ecológica en el destoconado biológico de tocones de álamos en las riberas de los ríos, fructificando por norma general desde el primer año de la , sosteniendo su fructificación a lo largo de los diez años próximos (ORIA DE RODA, 2007). En los últimos tiempos está esta clase en regresión ya que se está haciendo un destoconado mecánico triturando los toques de los álamos justo después de la tala, eludiendo por consiguiente que sean colonizados por las setas.

Tras estudios moleculares completados por micólogos italianos se expone la existencia de 2 especies en las setas de álamo presentes en Europa, para las que se precisan efectuar nuevos estudios morfológicos y ecológicos para lograr detallar las diferencias (VIZZINI & col., 2014). Estos autores ofrecen emplear los nombres de Ciclocybe cylindracea y Cyclocybe parasítica para los dos taxones (pero probablemente sería prioritario Cyclocybe aegerita para C. parasitica).

Agrocybe aegerita o cylilndracea, clase saprofita

 

La seta de álamo se detalla como saprofito, se detalla como , sobre toques y en zonas de los árboles en los que la madera por el momento no está viva. No obstante es común hallar setas de álamo asimismo en leños jóvenes y supuestamente en perfectas condiciones. Esto nos hace meditar que en fachada asimismo semeja que vive de manera parásita y no es que se expanda solo sobre madera en descomposición, sino asimismo descompone la región donde vive.

Deja un comentario