setas en la base de arboles cortados son buenas

La truficultura se amplía en nuevos territorios y con esto se amplían las técnicas de administración y las producciones y, por consiguiente, se optimización el retorno económico de la inversión. No obstante, el agricultor/selvicultor en la mayor parte de plantaciones todavía “padece” por la lenta entrada en producción de la trufa que da un giro cerca de los 8-diez años (charlamos de producciones substanciales).

Frente este ámbito, alguno de nuestros clientes del servicio eligió por explotar este espacio de tiempo, o sea, estos diez primeros años, para hacer rentable en un corto plazo la plantación. Hablamos de proponer una producción combinada de trufa (Tuber melanosporum) y seta de cardo (Pleurotus eryngii). De ahí que se aprovechan las calles de plantación que tienden a ser de unos 6-7 metros para integrar una siembra de cardo (Eryngium campestre) que más tarde se inocula con Micecardo®, tal es así que se puede comenzar a cosechar seta de cardo a lo largo de este periodo prácticamente “improductivo” del cultivo de la trufa.

Gran Distribución de las setas de álamo

 

Por su nombre, la seta de álamo o seta de álamo, se podría meditar que esta seta es única de estos árboles. Pero la verdad es que tenemos la posibilidad de hallarla en una enorme variedad de árboles de hoja caduca propios de las riberas de ríos y riachuelos y generalmente de zonas húmedas.

Eucalipto camaldulensis:

  • Arachnopeziza aurelia: Mínimo ascomiceto realmente bonito por sus colores amarillo anaranjados de la cazuela y naranja fuerte de los pelos. Medra formando colonias de numerosísimos ejemplares sobre restos de corteza de Eucaliptus spp. caídos y en descomposición.
  • Hydnangium carneum: Clase semihipógea con forma esférica o pelota irregular, de color rosa. Al partirla en el medio se ve un interior laberintiforme tabicado y rosado muy impresionante. Microrizógena única del género Eucalipto.
  • Hygrocybe subglobispora: Bonita y atractiva clase, caracterizado por un sombrero cónico que no llega a abrir solamente, de color amarillo anaranjado, muy viscoso en tiempo húmedo. Pie alargado y cilíndrico concolor o algo mucho más claro. Esporas prácticamente esféricas muy peculiaridades.
  • Hysterangium fuscum: Clase semihipógea de manera esférica y de tamaño no muy grande, con una área exterior crema blanquecina y un interior de color verde turquesa muy impresionante y también peculiar. Micorrizógeno único de Eucalipto spp.
  • Labyrinthomyces donkii: Hipogeo propio de los eucaliptares, de tamaño no exageradamente grande y forma esférica. Exteriormente tiene un color blanquecino al comienzo y cobrizo crema al madurar. El interior se expone en el corte con una carne de coloración crema blanquecina y aspecto marmóreo. Peculiar al microscopio por sus esporas verrugosas esféricas.
  • Laccaria fraterna: Lacaria propia de los eucaliptos, aproximadamente rechoncha, higrófana y con tonos anaranjados o rosados ​​muy marcados. Basidios bispóricos.
  • Pisolithus arrhizus: Seta propia de hábitats inmaduros, en general con suelos pobres y areniscos, con forma esférica o globosa, cuyo interior siendo partido hace aparición conformado por multitud de «celdas» coloreadas de distintas tonalidades y un exterior pulverulento amarillento.
  • Pluteus nanus f. griseopus: Clase pequeña, con un sombrero grisáceo, higrófano y con margen estriado; pie fibroso de color grisáceo y láminas libres rosadas. Medra sobre restos sepultados de distintas especies arbóreas, siendo común a los eucaliptares.
  • Descolea tenuipes: Cortinariacea micorrizógena del género Eucaliptus, con un sombrero aproximadamente cónico de color cobrizo dátil, un pie concolor, fibroso y con anillo, y unas láminas que se tienen la posibilidad de enseñar en el aire (forma agaricoide ) totalmente por el sombrero (forma secotioide) de color crema.
  • Tulostoma brumale: Viejo gasteromicito con un claro estípite cilíndrico y de rigidez leñosa que es de color cobrizo común. Nace muy sepultado en el sustrato (arenoso) con lo que en ocasiones solo asoma su cabeza globosa que muestra el peristoma tubular de color pardo.
  • Urnula rhytidia: Extraño ascomiceto cupuliforme de color negro; muestra una cara estéril muy atravesada a lo largo y algo verrugosa y un interior fértil liso. Hace aparición en conjuntos sobre restos de madera semienterradas.
  • Amanita gemmata: Amanita muy vistosa, de cutícula color amarillo vivo. El resto de la seta es blanca, con pie cilíndrico, anillo enclenque y fugaz, y volva que se disocia en pequeñas escamas en la base del pie. El sombrero se muestra cubierto de pequeñas escamas llanas. Común bajo eucalipto.
  • Amanita muscaria f. flavivolvata: Se distingue de la clase tipo para enseñar los restos de velo de color amarillento o amarillento anaranjado. Abundante en ciertos eucaliptos.
  • Amanita ponderosa: Ya hace no un buen tiempo se ha visto de qué manera el «gurumel» hace aparición sin inconvenientes en plantaciones de eucalipto del SO peninsular. Es una seta vernal, grande, sustanciosa y compacta, que muestra unas tonalidades blanquecinas, más allá de que al estar en contacto con el aire se oxida en tonos ferruginosos. Es una amanita de volva sacciforme y anillo demasiado fugaz.
  • Cantharellus cibarius: Clase bien conocida por su calidad gastronómica y muy abundante en los eucaliptares termófilos de la Península. De manera atrompetada, amarillo anaranjada y borde del sombrero algo lobulado frecuentemente. Fragancia fuerte a melocotón o albaricoques.
  • Cantharellus gallaecicus: Muy, muy rara clase de cantarelus, caracterizada por su pequeño tamaño, color blanco impoluto y amarillento siendo manipulado.
  • Cantharellus romagnesianus: Clase bastante común en según qué zonas, de pequeño tamaño, rigidez frágil y color amarillo claro, blanquecino al himenio.
  • Chypellosterum laeve: Interesante y pequeño basidiomiceto que medra sobre musgos fallecidos. Tiene forma de pequeña concha undulada, con tonos blancos impolutos.

    seta

    Cara infértil hirsuta.

  • Cortinarius semisanguineus: Viejo Dermocybe que resulta abundante bajo Eucalipto simple de admitir por unas láminas anaranjado rojizo o cobrizo granate que resaltan en comparación con el resto de la seta de tonalidade cobrizo rojizo claro.
  • Craterellus tubaeformis: Abundante y famosa clase. Los ejemplares recogidos bajo eucalipto acostumbran a enseñar el himenio de color grisáceo que imposibilitan la confusión con el Craterellus lutescens. Medra con enorme profusión bajo eucalipto.
  • Descolea maculata: Pequeña cortinaria relacionada a los eucaliptos de sombrero arrugado, campanulado, con margen estriado y color cobrizo dátil. Anillo amarillento, grande y estriado muy fugaz. Pie amarillento con pequeñas escamas concéntricas en la base del mismo. Láminas apartadas.
  • Faerberia carbonaria: Clase pirófila que medra sobre pedacitos de lignitos semienterrados, normalmente en pequeñas fogatas descuidadas. Sus láminas en forma de pliegues y sus tonalidades grisáceas la hacen peculiar.
  • Flammulina velutipes: Clase lignícola típicamente invernal, peculiar para enseñar un pie alargado, tomentoso y negruzco (salvo el ápice donde es amarillento). Cutícula amarillenta y viscosa en tiempo húmedo. Hace aparición en enormes conjuntos sobre encontronazos o ramas enormes caídas.
  • Gymnopilus spectabilis: Cortinariacia lignícola, que medra en enormes conjuntos sobre toques cortados, muy recurrente en los eucaliptares. Es una seta muy grande, con sombrero cobrizo amarillento cubierto de enormes escamas resupinadas. Pie fusiforme, amarillento y con anillo en forma de chaleco.
  • Gymnopus brassicolens: Clase peculiar en el lote por su fuerte fragancia a col podrido o morcaptanos. Muestra el sombrero muy higrófano y un pie tomentoso castaño obscuro o prácticamente negro.
  • Hydnum repandum: Seta comible muy apreciada y famosa, abundantísima en los eucaliptares del norte. Su himenio compuesto por aguijones decurrentes y blanquecinos y sus colores anaranjados del sombrero la hacen peculiar.
  • Hydnum rufescens: Clase afín a la previo, pero con tonalidades mucho más rojizas, menor talla y aguijones escotados o libres en el pie.
  • Hygrocybe cantharellus: Clase pequeña y vistosa por sus colores anaranjados vivos, que siendo higrófana se decolora en amarillos al secarse. Láminas apartadas, decurrentes y amarillo pollo.
  • Hygrophoropsis aurantiaca: Popular generalmente como «falso ruiseñor» por su enorme semejante a esta clase. Hablamos de una seta con estimaciones lignícolas, área anaranjada y tometosa.
  • Hypholoma fasciculare: Seta ubicuista que hace aparición sobre madera; caracterizada por medrar en enormes conjuntos, tener láminas con reflejos verdosos y tonalidades amarillentas en el resto de la seta.
  • Lactarius hepaticus: Lactario micorrizógeno de Pinus spp. que llevo múltiples años en un eucaliptar en fachada puro. Se reconoce por unas tonalidades café con leche en toda la seta y un sombrero mamelonado y de borde fistoneado, más que nada en ejemplares maduros.
  • Laetiporus sulphureus: Afiloforal muy impresionante por sus colores anaranjados o amarillentos y su forma de fructificar en enormes mensulas agrupadas sobre leños vivos o muertes de los árboles.
  • Leotia lubrica: Ascomiceto muy impresionante si bien bien difícil de conseguir en el campo. Muestra un estípite algo granuloso de tono amarillento y un píleo globoso y cerrado de tonos mucho más oscuros y algo olivos en varias oportunidades. Medra en zonas húmedas y acostumbra presentarse muy viscoso.
  • Lichenomphalia velutina: Hablamos de entre los pocos ejemplos de liquen en los que se asocian un alga y un hongo basidiomiceto. Se reconoce pues la manifestación del hongo se genera como una seta de aspecto omfaliforme, de pequeño tamaño, tonalidades cobrizo beige y con el pie velloso.
  • Mycena galopus: Micena parcialmente simple de admitir por su porte muy esbelto, pie fragilismo, sombrero grisáceo, campanulado y estriado por transparencia y por el hecho de que el pie al romperse deja ver que está vacío y exuda un látex blanco.
  • Psathyrella pennata: Clase pirófila, ya que hace aparición tras los incendios, con un sombrero campanulado cobrizo obscuro, pie blanquecino y muy frágil y restos de velo blanquecinos en forma de copos, que cubren toda la se.
  • Psilocybe hepatochrous: Clase lignícola, de pequeño tamaño, caracterizado por un pequeño y poco visible pie central, cubierto de un tomento blanquecino y unas láminas anchas y apartadas de color ferruginoso.
  • Rhizina undulata: Ascomiceto parcialmente extraño, que acostumbra manifestarse tras los incendios formando enormes conjuntos sobre el suelo desvisto. Su cara superficial y fértil es de color cobrizo castaño y algo cerebriforme; al paso que la que queda enganchada al suelo es totalmente blanca y muestra unos cordones miceliares muy desarrollados que agrupan el sustrato.
  • Scleroderma citrinum: Viejo gasteromicito con forma de pelota de mesa, con tonalidades amarillentas, área escamosa, y un interior que de inmaduro tiene tonalidades lilas.
  • Stereum illudens: Vistosa clase lignícola simple de detectar para manifestarse sobre ramitas fallecidas de eucalipto principalmente, y enseñar una cara fértil con tonalidades rosado-liláceas.
  • Envíos versicolor: Afiloforal con forma de abanico, muy angosto, con himenio poroide blanquecino y una cara estéril que muestra multitud de tonalidades en forma de bandas concéntricas.
  • Tricholoma joachimii: Clase similar a la «seta de los caballeros» (Tricholoma equestre) del que se distingue «de visu» por unas láminas amarillo-grisáceas y por enseñar tanto en el sombrero como en el pie pequeñas escamitas cobrizo oscuras. Hace aparición frecuentemente bajo Eucalipto spp.
  • Xerocomus parasiticus: Boletacia que parasita Scleroderma citrinum peculiar por su hábitat.

INCUBACIÓN

    

– Es el instante de incubar el hongo, de ahí que debemos seleccionar un espacio con una aceptable sombra a lo largo de todo el día -los bajo unas cañitas. Los leños han de estar cerca del suelo para capturar humedad, pero algo superiores a fin de que se aireen y no se contaminen.

Deja un comentario