seta de repollo con queso y jamón de york

Propósito: Se detalla resumidamente el trámite para elaborar hojas de col rellenas de jamón con bechamel.

Categoría: Verduras, champiñones, setas, criadillas.

¿De qué forma elaborar la mejor ensalada de col, queso y jamón con aliño exquisito?

  • Pelamos la manzana la cortamos en cuadros pequeños y la regamos con el jugo de limón.
  • Cortamos el jamón y el queso en palés de 1 cm.
  • Lanzamos las aceitunas
  • Cortamos la cebolla en pluma (tiras finas)
  • Picamos la col en tiras lo mucho más finas probables.

Batimos la nata agria hasta el momento en que esponja, agregamos el azúcar, salamos y pementamos, agregamos, mezclando con movimientos envolventes y en hilo el aceite y el vinagre, combinamos bien. Probamos para cambiar el gusto.

Para el aliño:

  • nata agria, 200 g
  • aove, cien ml
  • azúcar,

  • sal y pimienta

cepas de parmesano

Preparación de los champiños

fino pime la 1m) Primero pelamos la pima. Después cortamos el jamón serrano en tiras y en dados pequeños.

  • En una sartén, echar un chorro de aceite de oliva y calentar a fuego medio. Volcamos la cebolla con algo de sal y la cocinamos hasta el momento en que comience a dorarse, unos diez minutos precisamente. Después agregamos el jamón, salteamos todo a lo largo de 2 minutos y retiramos del fuego.
  • Limpiamos los champiñones, retirando el leño de manera cuidadosa a fin de que salga entero y con una cuchara sacamos cualquier resto que logre haber quedado.

    seta

    Lavamos los sombreros de los champiñones, de manera cuidadosa de que no queden restos de tierra por ninguna parte.

  • Precalentamos el horno a 180º C y hasta entonces ponemos el sofrito en un cuenco con salsa de tomate y orégano, mezclando bien todos y cada uno de los elementos. En una bandeja de horno, echamos un chorro de vino blanco y ponemos los champiñones. Con el apoyo de una cuchara, completar con el sofrito hasta el momento en que reboce.
  • Volcamos sobre el sofrito el queso para derretir (su queso o mezcla de queso preferida) y los ponemos en la bandeja en el horno a media altura, horneando con calor arriba y abajo a lo largo de 15 o 20 minutos, hasta a que el queso se haya derretido y los champiñones cojan un color obscuro.
  • Los sacamos del horno, los ponemos en platos y preparados para ser útil. Sencillamente de relámpago.
    • Si deseamos ofrecer mayor rigidez al plato, tenemos la posibilidad de picar los pies de los champiñones y añadirlos al sofrito de jamón y cebolla. Van a estar sensacionales.
    • Este plato se puede ser útil ardiente o frío, cuanto mucho más nos agrade. Además de esto soporta hasta 3 días en el frigorífico sin inconveniente.
    • Tenemos la posibilidad de mudar la salsa de tomate por queso crema, lo que le va a dar un gusto totalmente diferente.

    Deja un comentario