risotto con gambas mejillones y setas en tremomix 5

Ohhh!!! por favor que exquisito, cremoso… a mí los risottos en la Thermomix® me gustan mucho. No tienes que estar todo el tiempo quitando a moviendo, eso lo realiza la máquina solita y queda tan bien que no es necesario pasar trabajo. Es una joya.

PREPARACIÓN DE LA RECETA CON THERMOMIX – ARROZ CALDOSO CON MUSCLONES (RECETA FÁCIL):

  1. Primeramente, ponemos al vaso los ajos, el julio 4 segundos/ agilidad 4. Con la espátula, bajamos las verduras hacia el fondo del vaso.
  2. A continuación, agregaremos el aceite, vamos a poner los mejillones en el envase Varoma, lo ubicamos en su situación y programamos 15 min/ Varoma / Vel 1.
  3. Retiramos la Varoma con los mejillones y reservamos .
  4. A continuación, agregamos al vaso el pimentón, el azafrán, el tomate frito y el vino blanco y programamos 5 min/ Varoma/ vel 1.
  5. Una vez finalizado el tiempo, incorporamos el caldo y programamos diez min/100º/vel 1.
  6. Pasado el tiempo agregaremos el arroz a través del bocal y programaremos 13 min/100º/giro a la izquierda/agilidad cuchara. Mientras que vamos a retirar el caparazón a los mejillones y los pondremos en una fuente.
  7. Por último, una vez pasado tiempo tiraremos el arroz en la bandeja adjuntado con los mejillones, lo mezclaremos con la espátula y lo vamos a dejar descansar unos 5 min antes de ser útil.

Si deseamos tenemos la posibilidad de añadir asimismo langostinos o gambas peladas.

Preparación de la base del risotto de setas

  1. En una olla gran, donde después cocinaremos el arroz, calentamos un chorrito de aceite de oliva. Agregamos el diente de ajo picado en el momento en que el aceite esté ardiente. Doramos el ajo un instante, hasta el momento en que observamos que comienza a dorarse sutilmente.
  2. Incorporamos las colas de las gambas y las doramos por los dos lados. Debemos tener la precaución de no cocinarlas en demasía a fin de que no se queden secas. Retiramos de la olla y reservamos.
  3. En exactamente la misma olla, con los restos de los jugos que soltaron las gambas al saltarse, agregamos las setas troceadas grosamente. Sofreímos las setas a lo largo de unos minutos hasta el momento en que comiencen a ablandarse y retiramos de la olla. Reservamos.
  4. Incorporamos la cebolla cortada en brunoise en exactamente la misma olla. Si es requisito, hemos incorporado un chorrito mucho más de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla hasta el momento en que esté blandita.

    Agregamos el arroz y lo sofreímos a lo largo de 2 minutos. Regamos con el vino y dejamos que se evapore el alcohol antes de seguir el desarrollo.

  1. Comenzamos la preparación del arroz para el risotto. Agregamos 1 o 2 cucharones de caldo y removemos el arroz con un utensilio de madera. Cocinamos a fuego medio hasta el momento en que observamos que el líquido empieza a ocultar. Volvemos a integrar uno o 2 cucharones de caldo y seguimos quitando el arroz a fin de que vaya soltando el almidón de a poco.
  2. Es esencial que el caldo esté ardiente en el momento de incorporarlo a la olla. Vamos incorporándolo, de a poco, conforme va siendo absorbido. Este desarrollo nos va a llevar unos 18-20 minutos. Debemos trabajar el arroz en todo instante, removiéndola prácticamente regularmente para hallar una enorme melosidad en el resultado final.
  3. En el momento en que el arroz esté prácticamente listo, tras 16-18 minutos, incorporamos las setas reservadas. Integramos cocinando a lo largo de 1 o 2 minutos mucho más.
  4. Agregamos el queso Grana Padano rallado, la mantequilla y las setas reservadas. Integramos a lo largo de 1 o 2 minutos mucho más hasta el momento en que la mantequilla y el queso se hayan colado. Agregamos las gambas y servimos al instante, bien calentito y sin reposo.

Preparación del caldo de gambas

  1. Limpiamos las gambas retirándoles la cabeza y las pieles de la cola. Reservamos las colas.
  2. En una olla doramos las cabezas y las pieles con un chorrito de aceite de oliva. Cubrimos con proporción de agua abundante y cocemos a lo largo de 30 minutos. Pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.

    En una olla extensa, donde después cocinaremos el arroz, calentamos un chorrito de aceite de oliva. Agregamos el diente de ajo picado en el momento en que el aceite esté ardiente. Doramos el ajo un instante, hasta el momento en que observamos que comienza a dorarse sutilmente.

  1. Incorporamos las colas de las gambas y las doramos por los dos lados. Debemos tener la precaución de no cocinarlas en demasía a fin de que no se queden secas. Retiramos de la olla y reservamos.
  2. En exactamente la misma olla, con los restos de los jugos que soltaron las gambas al saltarse, agregamos las setas troceadas grosamente. Sofreímos las setas a lo largo de unos minutos hasta el momento en que comiencen a ablandarse y retiramos de la olla. Reservamos.
  3. Incorporamos la cebolla cortada en brunoise en exactamente la misma olla. Si es requisito, hemos incorporado un chorrito mucho más de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla hasta el momento en que esté blandita.

Deja un comentario