que normas son necesarias para recoger setas en el campo

El otoño es tiempo de setas y en Soutelana Ferretería sabemos de esto. Próximamente habrán pasado mucho más de tres semanas desde las últimas lluvias del verano y la humedad ambiental prosigue medrando. Las condiciones son perfectas para salir a la montaña o al campo a agarrar a los apreciados hongos en su mejor instante.

Fotografía aparato Soutelana

¿Precisas permiso para cosechar setas?

Buscar setas en familia es un período otoñal

Hace unos años hicimos un curso de micología en las cercanías de Robledo de Chavela y lo cierto es que lo pasamos realmente bien y aprendimos bastante cosas. En años siguientes nos hemos acercado a Cantalejo, en Segovia, en la región de la Sierra de Ayllón, que sí precisa permiso, y mucho más últimamente formamos parte en una día bien interesante sobre setas y pequeñas: ‘Pequesetas’, asimismo muy aconsejable.

¿Qué especies de setas son mucho más usuales en Gredos Norte?

En Gredos Norte la mayoria de las veces hay setas pero en dependencia de las estaciones y merced a la fusión con los hongos micorrizógenos podemos encontrar extensa variedad, hasta 70 especies, según los especialistas. Las mucho más usuales son: Boletus edulis, Boletus pinophilus, Hiphol fasciculare, Russula integra, Russula mustelina, Lactarius semisanguifluus, Lactarius deliciosus, Tricholoma portentosum, Suillus bovinus, Gyromitra esculenta.

seta

Róbelo en el pinar de Navarro-redonda de Gredos,

Qué sugiere para ir conociendo y también identificando setas?

El punto de inicio para comenzar a distinguir las setas se apoya en: entender qué aspectos se usa para distinguir unas especies de otras, comprender su anatomía y sus especificaciones diferenciales; entender los requerimientos ecológicos de cada clase y los hábitats de interés micológico, pues es primordial para hallar cada clase en su medio; detectar los géneros de hongos más habituales en el territorio donde se efectuará la actividad, y comenzar por las especies “básicas”, o sea, los hongos más habituales en la región, especies tóxicas y especies comibles.

No hay ninguna regla de oro para distinguir las setas comibles de los venenosos. Sí que hay unos tópicos habituales, completamente equivocados, como el color o aspecto de las setas señala si son comibles, que si ponen negra la plata son tóxicas, que si están mordidas por animales son comibles, etcétera. Todas y cada una estas reglas son falsas. Lo único que sirve es saber y distinguir la clase de seta qué es y después entender si es comible o no. Una regla de oro es no comer jamás una seta sin estar de forma plena seguros de su adecuada identificación.

Deja un comentario