porque es conveniente cortar las setas antes de arrancar

Primero se debían arrancar, después recortar, tras nuevo arrancar y otra vez nos afirmaron que era mejor recortar. ¿Pero qué es preferible para las setas? Según Pintoret, en el momento en que uno va al bosque a cosechar setas lo destacado que puede llevar a cabo es arrancarlas, así sea escarbando con los dedos o realizando palanca con el cuchillo (llegando a cosechar toda la seta). De esta forma, se consigue resguardar el micelio, que es la parte vegetativa del hongo cuya función es absorber los compuestos del suelo para la nutrición y, más que nada, la que va generando setas para la reproducción. Si se corta, la cepa queda en el suelo y puede coger algún virus, con lo que no solo se estropeará este hongo sino enfermará todo el conjunto (unos 30 o 40). Esta región por el momento no volverá a germinar, y de a poco se va a ir quedando sin setas. Entre los mucho más reconocidos especialistas en micología, Enric García -al que ciertos quizá conozcan por el popular programa Cazadores de Setas- ha rectificado y en este momento se aúna a los buscadores web de setas de campo como los llama Pintoret, que aseguran que es preferible arrancar.

Falsos mitos

De qué manera recortar las setas con una navaja

Si elegimos por usar una navaja para setas, vamos a deber recortar el pie de la seta por la base. Efectuar un corte horizontal y lo mucho más cerca viable del suelo. Evitaremos en la medida de lo posible que el papel de la navaja se introduzca en el suelo, para proteger de esta manera el micelio.

Si decidimos recortar la seta vamos a dejar una parte del pie en el suelo, y este resguardará el micelio de la acción del sol, la luz y el viento. No se debe olvidar la calidad fotobiótica de los micelios, que se ven damnificados por la acción de la luz.

¿De qué manera cosechar las setas?

Desde otros posts y en las normas señalamos de qué forma poder cosechar las setas en el momento en que están maduras. Pero la estrategia básica es girar y tirar. Siempre y en todo momento muy esmeradamente para no dañar el micelio.

¿Pero qué prácticas cosechadoras sí entendemos que estropean el micelio del hongo?

El mantel que cubre la cubierta superficial del suelo es indispensable para resguardar los micelios de los hongos de las adversidades climáticas, como de las altas y bajas temperaturas, del viento o del sol, pero asimismo es primordial en la aportación de nutrientes y agua, tan imprescindibles para el desarrollo y avance del hongo.

Erosionar esta fina cubierta habría de ser interpretado por nuestras psiques como la aniquilación y el homicidio de un setal. De ahí que, debemos prohibirnos a nosotros efectuar prácticas cosechadoras que estropeen la cubierta superficial.

Jamás recolectaremos setas que no conozcamos

Que no conozcamos ni tampoco aquellas de las que no estemos totalmente seguros. Ahora sabéis, pero en ocasiones hay que recordarlo… hay setas que son tóxicas y ciertas aun tienen la posibilidad de ser fatales para el hombre. ¡Mejor no arriesgarse!

  1. No recojas mucho más setas de las que puedes consumir, ¡el bosque te lo agradecerá!

Deja un comentario