pimientos rellenos de gambas y setas de karlos arguiñano

  • Entre 4 y 8 pimientos del piquillo en mantiene, según desees de profundo el gusto y el tono de la salsa (vas a poder probarla en el momento en que la poseas lista y añadir algún pimiento mucho más si es requisito) .
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 puerro.
  • 50 ml de vino blanco.
  • 150 ml de nata para cocinar.
  • Aceite de oliva y sal.
  1. Corta el tallo verde y las raíces del puerro y quítale la cubierta mucho más externa, pela asimismo la cebolla y pícalo todo muy finito. De ahí que, hemos empleado nuestra picadora manual con la que logramos poseerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin plañir! Asimismo puedes llevarlo a cabo con un cuchillo.

    Introduzco el puerro cortado en rodajas en la picadora Chop Chop de Kuhn Rikon

    Ahora tengo mi puerro picado, prácticamente magia!

  2. En un cazo con algo de aceite y sal a fuego medio. Arroja la cebolla y el puerro y deja que se pochen de a poco tal es así que se ablanden pero sin llegar a dorarse, quitando ocasionalmente. Van a tardar unos diez minutos.

  3. Vuelca el vino blanco y espera 2-3 minutos hasta el momento en que se haya evaporado el alcohol.
  4. Añade la nata y los pimientos del piquillo.
  5. Deja que se cocine todo al lado de fuego medio-bajo a lo largo de 5 minutos quitando ocasionalmente, y después desmenuza con una batidora de mano o un robot de cocina hasta el momento en que la salsa quede fina.

    <p id="caption-attachment-7584" salsa de pimientos del piquillo

Pimientos rellenos de mero arguyano actualmente

fundamentales que debemos poseer en todo momento en el frigorífico (o en el congelador) y que dependen siempre y en todo momento de nuestro modo de vida y nuestros deseos. Un caso de muestra, en mi nevera siempre y en todo momento hay frutas y verduras como cebolletas, zanahorias, pimientos y tomates, que son básicos en salteados y bases de guisos.

La mejor forma de eludir tener que tirar comida es planear siempre y en todo momento lo que iremos a cocinar a lo largo de la semana e inclusive entrenar con el batch cooking, consistente en cocinar para toda la semana en solo 2 horas. Es veloz, práctico y nos deja tener un estilo de nutrición muy saludable pese a tener poco tiempo.

Preparación de la salsa y relleno de los pimientos

  1. Mientras que el relleno de los pimientos se enfría comenzamos a elaborar la salsa. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva. Incorporamos la cebolla troceada a daditos y la sofreímos hasta el momento en que esté bien calentada.
  2. En el momento en que la cebolla esté lista incorporamos los pimientos troceados y proseguimos cocinando a lo largo de 3 o 4 minutos. Agregamos la nata y dejamos que la salsa cueza a fuego medio unos 5 minutos. Salpimentamos y detenemos la mezcla a un vaso para triturarla con la batidora o un robot de cocina. Reservamos la salsa.
  3. Precalentamos el horno a 180º C.
  4. Rellenamos los pimientos de piquillo con el relleno que vamos a tener frío. Los vamos poniendo en una bandeja capaz para horno. Con el horno antes ardiente ponemos en el horno los pimientos. Los pondremos en la bandeja del horno en medio, con temperatura arriba y abajo con aire. Unos 5 minutos sería bastante para servirlos calientes.

    hongo

  5. Tenemos la posibilidad de enseñar los pimientos en una bandeja regados con la salsa de piquillos o de manera directa en platos particulares con una parte de la salsa.

Hablamos de una receta tan exquisita como simple de elaborar. Idónea para una comida con convidados o sencillamente para ofrecernos un homenaje, una receta de relámpago.

Preparación del relleno de nuestros pimientos

  1. Lavamos y retiramos las hojas exteriores del puerro. Lo cortamos en dados pequeños y lo agregamos a una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Sofreímos el puerro, a temperatura media para eludir que se tueste, a lo largo de unos 15 minutos, hasta el momento en que observamos que está transparente.
  2. Pelamos los langostinos, retiramos la tripa ubicada en todo el lomo y los cortamos en daditos. En el momento en que el puerro esté listo agregamos los langostinos troceados y proseguimos cocinando a lo largo de unos 3 minutos. Retiramos el sofrito de la sartén y reservamos.
  3. Agregamos a exactamente la misma sartén que hemos usado la mantequilla y, en el momento en que esté derretida y ardiente incorporamos la harina. Con unas varillas removemos la harina en la sartén y dejamos unos minutos a fin de que la harina se cocine.
  4. Incorporamos la leche, habiéndola calentado antes, de a poco, sin frenos de eliminar para hallar que se integre con la harina y no cree grumos. En el momento en que tengamos toda la leche incorporada, y sin dejar de eliminar, cocinamos la salsa a fuego medio a lo largo de unos diez minutos.
  5. Agregamos el sofrito de puerro y langostinos que poseemos guardado y lo incorporamos con la salsa bechamel. Salpimentamos y reservamos hasta el momento en que se haya enfriado.
  1. Mientras que el relleno de los pimientos se enfría comenzamos a elaborar la salsa. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva. Incorporamos la cebolla troceada a daditos y la sofreímos hasta el momento en que esté bien calentada.
  2. En el momento en que la cebolla esté lista incorporamos los pimientos troceados y proseguimos cocinando a lo largo de 3 o 4 minutos. Agregamos la nata y dejamos que la salsa cueza a fuego medio unos 5 minutos. Salpimentamos y detenemos la mezcla a un vaso para triturarla con la batidora o un robot de cocina. Reservamos la salsa.
  3. Precalentamos el horno a 180º C.
  4. Rellenamos los pimientos de piquillo con el relleno que vamos a tener frío. Los vamos poniendo en una bandeja capaz para horno. Con el horno antes ardiente ponemos en el horno los pimientos. Los pondremos en la bandeja del horno en medio, con temperatura arriba y abajo con aire. Unos 5 minutos sería bastante para servirlos calientes.

    hongo

  5. Tenemos la posibilidad de enseñar los pimientos en una bandeja regados con la salsa de piquillos o de manera directa en platos particulares con una parte de la salsa.

Tiempo: 30 minutos

Es una salsa que puedes elaborar y dejarla lista anticipadamente, manteniéndola en el frigorífico hasta 3-4 días en un envase cerrado, y no olvides calentarla de servirla.

Es perfecto para acompañar platos más que nada de pescado (si bien asimismo de verduras e inclusive carnes), y es un tradicional que acompañe a los pimientos rellenos como nuestra receta de pimientos del piquillo rellenos de bacalao, que en esta fotografía puedes observar que queda excelente en días destacables y en verdad se organizan bastante en Navidad. No nos afirmes que no están de… ¡escándalo!

Deja un comentario