para que sirven las setas azules de far cry

La manera de desbloquear el espantapájaros en Raft, de la misma varios de los otros utensilios, es usando la tabla de investigación. Teniendo pertrechada tu balsa con una de estas tablas, solo precisarás poner los próximos elementos: tablones, hoja de palma, clavo y plástico. De esta forma obtendrás el espantapájaros para lograr usarlo como asegurador de tus cultivos.

El espantapájaros adelantado es de los mejores elementos del juego, gracias a su enorme herramienta. Lo lograras obtener en un lugar de nivel 3. Para lograr comerciar en uno de estos sitios precisarás tener cubos de basura, que son como la moneda para el comercio. Esto lo desbloqueas próximamente en la historia. En la Torre de radio, vamos a poder localizar los planos para su diseño.

Visita turística

Es difícil hacerse el esquema para hablaros de las opciones jugables de Dying Light puesto que hay tanto que no sé por dónde iniciar. Para iniciar hay que decir que nos encontramos frente a un juego de planeta abierto: poseemos la integridad de Harran para nosotros y tenemos la posibilidad de ir, además de esto, por múltiples alturas: por la autopista, el atravieso del río, por los tejados de las construcciones y por la calle, algo poco aconsejable. Es verdad que no es un mapa de madiaso grande para lo que vimos en otros juegos, pero es por la consistencia del mismo con lo que el título resalta ya que no hay ni un espacio innecesariamente vacío. Me explico: en las ubicaciones fluviales, como es lógico, poseemos un espacio sin crear si bien a los dos lados del río podemos encontrar embarcaderos y inmuebles. En la localidad, como buena localidad oriental, contamos un montón de inmuebles muy juntos que nos dejan ir de uno a otro sin solamente tocar el suelo. Contamos zonas mucho más salvajes, etcétera. Todo recreado con una naturalidad asombroso y con buen gusto con lo que, repito, el mapa es de un tamaño medio pero bien recreado y espeso.

El segundo a resaltar es el sistema de juego por el que resalta Dying Light: el parkour, esta técnica de movimiento que vimos en Assassin’s Creed y que en Dying Light se semeja bastante con Mirror’s Edge y, lo destacado es que logra no desencajarse frente al título de Electronic Arts, exponiendo unos movimientos realistas que nos dejarán ir sorteando los óbices a nuestro paso y, más que nada, nos dejarán ponernos seguro en el momento en que las cosas se tuercen está en decir, prácticamente en todo momento. Lo que llama la atención al comienzo es el esquema de controles, en tanto que el botón más esencial, el de parkour, no se ubica dónde debería: en el A, sino se comanda con el digital RB algo que choca al comienzo pero después se regresa muy natural.

La experiencia furiosa Far Cry VR: Dive into Insanity es muy sugerida. ¡No tengas dudas en probarla!

Diversión asegurada.

Deja un comentario