lengua de vaca seta para hacer pure de papa

FRAGMENT 1 FRAGMENT 2 FRAGMENT 3 FRAGMENT 4 FRAGMENT 5

Preparación de la lengua antes de cocinar

De donde lo compro, viene en un bulto sellado. En el momento en que lo saques del bulto, tienes que limpiarlo realmente bien.

Va a tener una sensación viscosa y algo de sangre todavía. Ponerla bajo agua fría hasta el momento en que esta sensación por el momento no se sienta, y no haya mucho más sangre hasta el momento en que el agua salga limpia.

Preparación de la lengua antes de cocinar

De dónde lo compro, viene en un bulto sellado al vacío. En el momento en que lo saques del bulto, tienes que limpiarlo realmente bien.

Va a tener una sensación viscosa y algo de sangre todavía. Ponerla bajo agua fría hasta el momento en que esta sensación por el momento no se sienta, y no haya mucho más sangre hasta el momento en que el agua salga limpia.

Preparación de la base del risotto. Las setas

  1. La primera cosa que requerimos es caldo de verduras: limpiamos y picamos en cuartos las verduras. En una olla, echar 1,5 litros de agua y hervir. Agregamos las verduras, salamos a nuestro gusto y cocinamos cuando menos 30 minutos, a fuego medio. Con un papel de cocina, limpiamos el sombrero de los champiñones y portobellos.
  2. Cortamos la parte de abajo del tallo, que frecuenta llevar algo de tierra. Una vez procesados, los laminamos y por otra parte. Cortamos asimismo las setas de cultivo en pequeños trozos (de tamaño afín). Tenga presente que después en la olla reducirán bastante su tamaño.
  3. Cortamos la cebolla en brunoise fina, y la ponemos en una sartén grande (o una olla ancha y plana) con aceite de oliva virgen plus. En el momento en que observamos que está prácticamente transparente, agregamos una nuez de mantequilla (20 gramos), que combinamos bien con el aceite. Procure que la cebolla no se le queme.
  1. En este momento tostaremos el arroz. Lo repartimos por toda la olla, combinamos con el resto y dejamos que se cocine 2-3 minutos. Verter el vino blanco, eliminar levemente y dejar que se evapore el alcohol.
  2. Picamos el diente de ajo bien finito. En una sartén aparte, con algo de aceite de oliva, ponemos a bailar el ajo y agregamos las setas.
  3. Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio unos 5 minutos. Salemos al gusto. Pasamos las setas listas, con el jugo que han soltado, en la olla del arroz. Combinamos bien, echamos un cucharón de caldo de verduras y comenzamos a eliminar el arroz, en movimientos continuados (en círculo).
  4. En el instante que vea que el caldo esté prácticamente consumido, agregamos un nuevo cucharón y volvemos a eliminar el arroz. Este desarrollo lo vamos a repetir múltiples, agregando mucho más caldo, pero siempre y en todo momento intentando que jamás llegue a quedarse sin líquido.

Presentación final del risotto de setas

  1. Como en la situacion de la pasta, los packs de esta clase de arroz italiano marcan el tiempo de cocción sugerido. En un caso así, el arroz arbóreo se va a hacer a 15-16 minutos. Lo idóneo es que el arroz quede al dente, levemente duro. Si bien aquí cada uno de ellos puede cocinar algo mucho más en función de sus deseos.
  2. En el momento en que llegamos al punto perfecto de cocción del arroz, toca ofrecerle el toque final de cremosidad, lo que los italianos llaman mantecare. Retiramos la olla del fuego. Agregamos una nuez de mantequilla (20 gramos.) y 80-cien g. de queso italiano Grana Padano rallado.
  3. Removemos con movimientos envolventes a fin de que se vaya fundiendo el queso, y el arroz vaya consiguiendo cremosidad. Y para saborearlo, no hay tiempo que perder. Lo servimos ardiente en la mesa, utilizando ese punto cremoso tan exquisito.

Quisiera que disfrute de este risotto tan otoñal, si bien puede hacerlo a lo largo de todo el año, al usar setas que se venden a lo largo de todo el año. Puede ver todas y cada una las fotografías del punto por punto en la

Deja un comentario