ingredientes para un risoto de setas para 10 personas

Risotto de Setas. El pasado día elaboramos un caldo de verduras que informé de que nos serviría de base para elaborar este Risotto de Setas. Para quien no sepa que es precisamente un risotto podríamos decir que hablamos de un arroz que se prepara agregando caldo pausadamente y que se termina con mantequilla dándole al plato una rigidez mantecosa.

Esta es una receta de comida italiana que se prepara comunmente con Funghi Porcini (un género de setas muy apreciada por los italianos) pero en España no está de manera fácil salvo que adquieras las setas secas (Funghi Porcini Secchi) en un caso así las deberías rehidratar. Nosotros prepararemos nuestro risotto con 2 de las variedades de setas mucho más simples de conseguir, los Champiñones y Portobellos, pero si tienes a mano otros no tengas dudas en usarlos. En la cocina!!

Proporción de arroz y caldo para el risotto

En la primera etapa de elaboración, rehogarás el arroz en vino blanco hasta el momento en que este se evapore y después añadirás el caldo de verduras, pollo, pescado o carne dependiendo de la receta que estés mejorando.

Integrar la proporción de caldo al risotto es un instante esencial en el desarrollo. Ten en cuenta que siempre y en todo momento va a ser tres ocasiones mucho más, o sea, si para una ración usas 70-80 gramos de arroz, le vas a poner 240 ml de caldo, y la proporción de arroz del risotto va a ir incrementando según el número de personas.

Preparación de la base del risotto. Las setas

  1. La primera cosa que requerimos es caldo de verduras: limpiamos y picamos en cuartos las verduras. En una olla, echar 1,5 litros de agua y hervir. Agregamos las verduras, salamos a nuestro gusto y cocinamos por lo menos 30 minutos, a fuego medio. Con un papel de cocina, limpiamos el sombrero de los champiñones y portobellos.
  2. Cortamos la parte de abajo del tallo, que frecuenta llevar algo de tierra. Una vez procesados, los laminamos y por otra parte. Cortamos asimismo las setas de cultivo en pequeños trozos (de tamaño afín). Tenga presente que después en la olla reducirán bastante su tamaño.
  3. Cortamos la cebolla en brunoise fina, y la ponemos en una sartén grande (o una olla ancha y plana) con aceite de oliva virgen plus. En el momento en que observamos que está prácticamente transparente, agregamos una nuez de mantequilla (20 gramos), que combinamos bien con el aceite. Procure que la cebolla no se le queme.
  1. En este momento tostaremos el arroz. Lo repartimos por toda la olla, combinamos con el resto y dejamos que se cocine 2-3 minutos. Verter el vino blanco, eliminar levemente y dejar que se evapore el alcohol.
  2. Picamos el diente de ajo bien finito. En una sartén aparte, con algo de aceite de oliva, ponemos a bailar el ajo y agregamos las setas.
  3. Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio unos 5 minutos. Salemos al gusto. Pasamos las setas listas, con el jugo que han soltado, en la olla del arroz. Combinamos bien, echamos un cucharón de caldo de verduras y comenzamos a eliminar el arroz, en movimientos continuados (en círculo).
  4. En el instante que vea que el caldo esté prácticamente consumido, agregamos un nuevo cucharón y volvemos a eliminar el arroz. Este desarrollo lo vamos a repetir múltiples, agregando mucho más caldo, pero siempre y en todo momento intentando que jamás llegue a quedarse sin líquido.

Preparación de la base del risotto. Las setas

  1. La primera cosa que requerimos es caldo de verduras: limpiamos y picamos en cuartos las verduras. En una olla, echar 1,5 litros de agua y hervir. Agregamos las verduras, salamos a nuestro gusto y cocinamos por lo menos 30 minutos, a fuego medio. Con un papel de cocina, limpiamos el sombrero de los champiñones y portobellos.
  2. Cortamos la parte de abajo del tallo, que frecuenta llevar algo de tierra. Una vez procesados, los laminamos y por otra parte. Cortamos asimismo las setas de cultivo en pequeños trozos (de tamaño afín). Tenga presente que después en la olla reducirán bastante su tamaño.
  3. Cortamos la cebolla en brunoise fina, y la ponemos en una sartén grande (o una olla ancha y plana) con aceite de oliva virgen plus. En el momento en que observamos que está prácticamente transparente, agregamos una nuez de mantequilla (20 gramos), que combinamos bien con el aceite. Procure que la cebolla no se le queme.
  1. En este momento tostaremos el arroz. Lo repartimos por toda la olla, combinamos con el resto y dejamos que se cocine 2-3 minutos. Verter el vino blanco, eliminar sutilmente y dejar que se evapore el alcohol.
  2. Picamos el diente de ajo bien finito. En una sartén aparte, con algo de aceite de oliva, ponemos a bailar el ajo y agregamos las setas.
  3. Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio unos 5 minutos. Salemos al gusto. Pasamos las setas listas, con el jugo que han soltado, en la olla del arroz. Combinamos bien, echamos un cucharón de caldo de verduras y comenzamos a eliminar el arroz, en movimientos continuados (en círculo).
  4. En el instante que vea que el caldo esté prácticamente consumido, agregamos un nuevo cucharón y volvemos a eliminar el arroz. Este desarrollo lo vamos a repetir múltiples, agregando mucho más caldo, pero siempre y en todo momento intentando que jamás llegue a quedarse sin líquido.

Deja un comentario