filetes de merluza con revuelto de gulas setas y esparragos

Ahora mismo disponemos “en la puerta de la esquina” la Navidad y somos bastantes los que llevamos unos días intentando encontrar ideas de recetas para realizar estos días festivos. No solo procuramos recetas de platos primordiales o de dulces, los «personajes principales de las veladas», sino más bien asimismo de entrantes para acompañar a los tradicionales platos de embutidos, quesos, encurtidos y marisco

De ahí que, pienso que es atrayente hacer un nuevo recopilatorio de entrantes, en esta ocasión, presentados en cucharas de catering, unos utensilios que se usan poco a poco más en celebraciones y donde tenemos la posibilidad de enseñar una receta, clásico o renovadora, para comer de un solo mordisco.

Seta shiitake

La seta china más especial. Originaria de Asia Oriental, esta seta de color cobrizo cobrizo se utiliza, más que nada, en la gastronomía de China y El país nipón. Por consiguiente, los sitios de comidas orientales de este país la tienen dentro, poco a poco más, como ingrediente en su oferta culinaria. Tanto frita, como en salsa o parrilla, su gusto es inusual, aun puedes usarlas como relleno en la receta de gyozas.

Tiene dentro los aminoácidos mucho más fundamentales; hierro, calcio, ácidos grasos insaturados y contenido elevado de vitaminas B, Y también y provitamina D. Asimismo tiene dentro polisacáridos que endurecen las defensas y actúan frente infecciones.

Trufa

Al final, resaltamos el segundo alimento mucho más costoso de todo el mundo (¿adivina el primero?) y una delicatessen en toda regla: la trufa. Se distinguen hasta 30 especies de trufas en Europa, si bien no todas y cada una comportan empleo culinario. En la cocina de españa prevalecen la trufa blanca del Piamonte o tartufo bianco, y la trufa negra, asimismo famosa como trufa del Périgord o tartufo mero.

Preparación de la cebolla caramelizada

  1. Lavamos los tomates y cortamos en finas rodajas. Reservamos en un plato.
  2. Elaboramos la cebolla tenuemente caramelizada con algo de miel. Debemos pelarlas y cortarlas en rodajas finísimas. En una olla agregamos algo de aceite de oliva y siempre y en todo momento a fuego bajo ingresamos toda la cebolla.
  3. En el momento en que observamos que comienza a dejar caer agua ascendemos un tanto la temperatura a fin de que se dore. Bajamos el fuego y salpimentamos, removemos con una cuchara de madera a lo largo de unos 5 minutos y añadimos1 cucharada grande de miel.
  4. Removemos a fin de que se caramelice y en el momento en que observemos que lamels está pegando a la cebolla retiramos a un plato.
  1. Nuestro siguiente paso son las gules y los langostinos. Picamos los dientes de ajo en trozos pequeñísimos. Agregamos un óptimo aceite a la olla y sofreímos el ajo a fuego retardado a lo largo de 1 minuto.
  2. Ingresamos las gules y los langostinos en la olla. Removemos todo con suavidad para combinar los sabores a lo largo de unos 2 minutos, agregamos algo de cayena molida para ofrecerle el gusto picante al plato. Verter sal y pimienta negra recién molida.
  3. Lavamos bien las setas y en exactamente la misma olla donde hicimos la cebolla y las gules agregamos algo de aceite de oliva. Salteamos las setas hasta el momento en que por el momento no suelten agua y agregamos algo de sal. Removemos y echamos un chorrito de brandy. Dejemos que reduzca ycolemos.
  4. En la olla de las setas agregamos el pulpo y las gules con los langostinos. Reservamos por el montaje final.

Preparación de la cebolla caramelizada

  1. Lavamos los tomates y cortamos en finas rodajas. Reservamos en un plato.
  2. Elaboramos la cebolla levemente caramelizada con algo de miel. Debemos pelarlas y cortarlas en rodajas finísimas. En una olla agregamos algo de aceite de oliva y siempre y en todo momento a fuego bajo ingresamos toda la cebolla.
  3. En el momento en que observamos que comienza a dejar caer agua ascendemos un tanto la temperatura a fin de que se dore. Bajamos el fuego y salpimentamos, removemos con una cuchara de madera a lo largo de unos 5 minutos y añadimos1 cucharada grande de miel.
  4. Removemos a fin de que se caramelice y en el momento en que observemos que lamels está pegando a la cebolla retiramos a un plato.
  1. Nuestro siguiente paso son las gules y los langostinos. Picamos los dientes de ajo en trozos pequeñísimos. Agregamos un óptimo aceite a la olla y sofreímos el ajo a fuego retardado a lo largo de 1 minuto.
  2. Ingresamos las gules y los langostinos en la olla. Removemos todo con suavidad para combinar los sabores a lo largo de unos 2 minutos, agregamos algo de cayena molida para ofrecerle el gusto picante al plato. Verter sal y pimienta negra recién molida.
  3. Lavamos bien las setas y en exactamente la misma olla donde hicimos la cebolla y las gules agregamos algo de aceite de oliva. Salteamos las setas hasta el momento en que por el momento no suelten agua y agregamos algo de sal. Removemos y echamos un chorrito de brandy. Dejemos que reduzca ycolemos.
  4. En la olla de las setas agregamos el pulpo y las gules con los langostinos. Reservamos por el montaje final.

Deja un comentario